Consejos para andar en bici con viento

bici con viento
Compartir es vivir! :)

Andar en bici con viento…ese mal que persigue a los ciclistas allá donde vayamos, y que siempre, se la dirección que sea que llevemos, nos viene de cara…
En esta ocasión, traemos una serie de consejos para que tus salidas con viento sean lo más llevaderas posible.

Madruga

Normalmente, el viento a primera hora es más suave. Es cuando se empieza a calentar la tierra cuando se crean diferencias entre presiones de aire y se general en viento. Si sabes que al día siguiente vas a andar en bici y han dado algo de viento, aprovecha las primeras horas para adelantarte al viento antes de que aparezca.

Las ruedas, sin perfil

Por malas que sean, intenta tener un par de ruedas sin perfil a mano. Cada día se ven más ruedas de perfil, y para controlarlas con viento hay que tener más destreza de lo que pueda parecer. Si sólo tienes ruedas con perfil, plantéate conseguir algunas de segunda mano o gama baja para cuando vayamos a andar en bici con viento.

Evita ir lento

Si por lo que sea, el viento te ha pillado por sorpresa cuando estás fuera, y llevas ruedas de perfil, aprovéchate de ello. Las ruedas con perfil, además de ser más aerodinámicas, tienen más inercia al llevar más peso en la zona del aro. Una rueda que gira más rápido tenderá a ir más recta frente a las rachas del viento por el efecto giroscópico. No obstante, esta tarea se tornará más difícil cuanto más de frente tengamos el viento porque nos frena. Es aquí donde entra en juego el siguiente consejo.

Te puede interesar...  Entendiendo los umbrales

Agarra la parte baja del manillar o acóplate

Si nos acoplamos en la cabra (o bici de ruta con acoples) o nos agarramos a la parte baja del manillar, mejoraremos nuestra aerodinámica. Siempre que podamos, debemos ir bajos. Así lograremos coger más velocidad y aprovechar la inercia giroscópica que hemos comentado. Pero además, ir acoplado o agarrado abajo, nos ayuda a cargar más peso en la rueda delantera. Cuanto más peso cargue, más firme irá la dirección. Al principio cuesta quitar el miedo de acoplarse y soltar los frenos, pero cargar el peso delante es realmente importante. Para freno, ya tenemos el viento.

El potenciómetro, tu mejor aliado

Cada día son más economicos, y como inversión, es de lo mejor que podemos obtener en ciclismo. Para la lucha contra el viento es sin duda alguna la mejor herramienta que podemos tener. En días ventosos, la frecuencia cardiaca no tiene porqué subir tanto como de normal. El potenciómetro sin embargo, es fiel reflejo del trabajo que estamos realizando. Con esta herramienta somos conscientes a cada momento de si estamos por encima o debajo de nuestras capacidades. Además nos dará pistas para mejorar la aerodinámica jugando con nuestra postura.

 

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para afrontar el viento? ¡Compártelo en los comentarios!

Pablo Docal Administrator
Entrenador nacional de triatlón, especialista en Larga Distancia por la FETRI. Oficial (árbitro) de la Federación Vasca de triatlón. Entrenador personal en PhysioEliteSport Bilbao
follow me
¿Tienes alguna duda? Cuéntanos!