Cuidados del la bici con el rodillo

Cuidados del la bici con el rodillo

Compartir es vivir!

En estos días que corren, donde las horas de rodillo aumentan de manera exponencial, las suscripciones a Bkool se duplican y los servidores de Zwift no dan a basto…tenemos que ser más conscientes que nunca del cuidado de nuestra bicicleta. En este artículo damos varios consejos para ello, vamos al lío!

Cubierta

Sin duda es la más perjudicada en nuestros entrenamientos de rodillo, para ello hay que tener especial atención a dos puntos:

Cubierta especial para rodillo

Hoy en día existen numerosas opciones opciones para que quien no goce de tener un rodillo de transmisión directa dañe lo menos posible su cubierta. Estas cubiertas especiales para rodillo son más duraderas que una normal ya que los materiales son más rígidos que las cubiertas de carretera. Por contra, tienen menos agarre, con lo que su uso no está indicado para el exterior. Además de menor desgaste, estas cubiertas destacan por su menor calentamiento con el roce del rodillo.

Aquí dejo un link para comprar la Schwalbe insider, específica para rodillos.

Presión de las ruedas

Otro aspecto a tener en cuenta, sobre todo si no tenemos una cubierta específica de rodillo es la presión de las ruedas. Ésta influye tanto para rodillos inteligente como para los normales. En caso de rodillos inteligentes como el Bkool, puede que la variación en la presión de las ruedas vaya “engañando” nuestra potencia estimada al “amortiguar” un poco el peso que hayamos dado al simulador al ir bajando la presión de las ruedas.

Te puede interesar:  2 de Mayo como día de vuelta al deporte

Además, la presión de las ruedas puede dañar la cubierta si está excesivamente inflada o incluso hacer explotar la cámara debido al sobrecalentamiento del neumático. Hay que tener en cuenta que en el rodillo no existe refrigeración como en el exterior y se calienta mucho más. Por eso, es recomendable tener controlada la presión de las ruedas en todo momento y llevarlas un 10-20% más bajas de presión de lo que lo haríamos en el exterior.

Para el buen control de las ruedas, lo mejor es un hinchador de pie como el que dejo a continuación, que llegan a presiones altas válido para cualquier tipo de rueda:

hinchador de ruedas

Cadena

La cadena es el segundo componente que más sufre por rozamiento durante las sesiones de rodillo, así que también merece atención.

Lubricación

A diferencia del exterior donde hay bajadas, descansos…etc, en interior estamos prácticamente todo el tiempo pedaleando. Ésto favorece el desgaste de la cadena y su sobrecalentamiento por roce. Hay que tener especial atención a la lubricación. Para ello, mi lubricante favorito con creces es Squirt (Lubricante Squirt), también visto utilizar a varios pros del mundillo del triatlón y ciclismo. Duradero, limpio y eficiente.

Limpieza

Por otro lado, la cadena requiere también de cuidados de limpieza para evitar “pegotes” de grasa, más aún cuando no son lubricantes basados en cera como el citado arriba. Para ello, lo mejor es tener a mano un Limpiador de cadena como este. Manteniendo una cadena limpia evitamos perder vatios en la transmisión y quitar elementos abrasivos que la desgasten.

Sudor

Si hay uno enemigo fuerte para la bicicleta es el sudor en las sesiones de rodillo. No sólo puede hacer que la pintura quede tocada y fea a la larga, sino que puede deteriorar notablemente elementos importantes como tornillos de la potencia o la dirección. Para ello siempre es recomendable tapar el frontal de la bici con una toalla para evitar que le caiga el sudor directamente. Ésta toalla hay que retirarla siempre al acabar la sesión y dar un repaso a la bici para secar el posible sudor que le haya podido caer.

Te puede interesar:  Cómo clavar las series nadando

En este caso, tenemos opciones muy útiles como este Cubre bicicletas que protege tanto elementos del manillar como todo el tubo horizontal.

¿Y tu? ¿conocías estos consejos? ¿Quieres compartir los tuyos? Únete a nuestro grupo de telegram y cuéntanos! Ya somos más de 100!!

Salud y km!